El 60% de la enfermería vasca no ha recibido formación suficiente contra los accidentes biológicos

14 febrero 2017

Sanidad Pública y privada suspenden en las medidas de prevención para evitar estos riesgos

Cerca de un 60 por ciento de las enfermeras vascas encuestadas por el Barómetro Enfermero considera que su empleador (servicio de salud o empresa sanitaria privada) no ha desarrollado, o lo ha hecho de manera insuficiente, las medidas formativas y preventivas necesarias para evitar los accidentes biológicos (pinchazos, cortes, salpicaduras de fluidos, etc.).

“Hay que recordar que tres de cada cuatro enfermeras vascas encuestadas por SATSE asegura haber sufrido un accidente biológico”. Los datos conocidos recientemente del Barómetro Enfermero, elaborado por el Sindicato de Enfermería, aportan nueva información sobre la incidencia de los accidentes biológicos en el trabajo diario de la enfermería.

Así, sobre la labor formativa del servicio de salud o empresa sanitaria privada para la que trabajan, casi el 40 % de las enfermeras preguntadas asegura que no ha recibido ningún tipo de formación e información sobre el manejo adecuado de estos dispositivos cortopunzantes (agujas, bisturíes, lancetas, etc.) que cuentan con un mecanismo de seguridad integrado. Además, alrededor de un 20 por ciento de ellas apunta que ha tenido que formarse por su cuenta.

Apuntar que ni una cuarta parte de las encuestadas - un 22,09 por ciento-   señala haber recibido formación específica en este campo.

Material seguro

Otra conclusión del Barómetro Enfermero, es que menos de un 15% de las enfermeras encuestadas trabaja con material cortopunzante con mecanismo de seguridad incorporado. Un 6,07 por ciento indica que ningún material que usa lo tiene, y un 21,60% por ciento apunta que solamente lo incorporan las agujas con las que trabaja.

El uso de material inadecuado, las malas condiciones del lugar de trabajo y el tipo de técnicas y procedimiento son, a juicio de la enfermería, los principales factores que influyen a la hora de sufrir este tipo de percances.

Los datos aportados por el Barómetro Enfermero refrendan la denuncia realizada de manera reiterada por SATSE de que, tanto los servicios sanitarios públicos como las empresas sanitarias privadas, no están poniendo todos los medios necesarios para acabar con este tipo de accidentes. “Accidentes que pueden suponer el contagio de más de una veintena de virus potencialmente mortales, entre ellos los de la Hepatitis –tanto B como C– o del VIH, entre otras enfermedades transmisibles”

Reivindicaciones

Ante esta lamentable realidad, la organización sindical volverá a reclamar al Gobierno central y a los diferentes servicios autonómicos de salud, así como a las empresas sanitarias privadas, el estricto cumplimiento de la Orden, de 2013, por la que se establecen las medidas necesarias para la prevención de lesiones causadas por instrumentos cortantes y punzantes.

Esta encuesta entre los profesionales se ha realizado de manera paralela al trabajo que está desarrollando el Observatorio de Bioseguridad, compuesto por SATSE y el Consejo General de Enfermería, con el objetivo de recopilar datos e información sobre la situación en la que se encuentran los centros sanitarios en esta materia.