IMQ Zorrotzaurre continúa movilizándose por un convenio justo

10 marzo 2017

Tras realizar concentraciones, una cadena humana y una caravana de coches, la plantilla volverá a reclamar sus derechos frente a la clínica bilbaína a partir del 13 de marzo. Los sindicatos denuncian el bloqueo de la negociación del convenio, que tendrá que regular las condiciones de trabajo de 500 trabajadores y trabajadoras.

SATSE, ELA, SAE Y CCOO, sindicatos que suman el 100% de representación en el Comité de Empresa de la clínica IMQ Zorrotzaurre, convocan nuevas movilizaciones a partir del 13 de marzo, para denunciar el bloqueo de la negociación del convenio que tendrá que regular las condiciones laborales de cerca de 500 trabajadores y trabajadoras fijas y eventuales para los próximos años. Desde el pasado mes de febrero la plantilla ha realizado movilizaciones, una cadena humana y una caravana de coches.

Las centrales sindicales denuncian que la empresa mantiene una postura inmovilista y que sus propuestas son totalmente insuficientes. Entre los retrocesos que pretende aplicar la empresa se encuentra la negativa a actualizar los salarios de acuerdo a la inflación, lo que supondrá una pérdida de poder adquisitivo para la plantilla. “Hay que recordar que los trabajadores y trabajadoras hemos sufrido una congelación del salario durante 2013 y 2014 pero, sin embargo, nos han subido las horas en la jornada anual de trabajo”, critican desde IMQ Zorrotzaurre. Reducir la jornada anual de trabajo, ampliar las contrataciones indefinidas o convocar el desarrollo profesional son otras de las propuestas de los sindicatos que la empresa ha rechazado.

Menos imagen, más calidad

Los sindicatos también denuncian que la empresa somete anualmente a su plantilla a pasar una evaluación para determinar si cumplen con los requisitos para mejorar la calidad asistencial de la clínica. Hasta el convenio anterior, el cual finalizó en 2015, los resultados de estas evaluaciones generaron un reconocimiento por parte de la empresa de cuatro niveles de desarrollo profesional. “La empresa ya no quiere seguir reconociendo el desarrollo profesional, a pesar de que se siguen realizando evaluaciones para mantener la acreditación de calidad del centro sanitario. Exigimos que estas evaluaciones no sean una mera herramienta de marketing y que sirvan para reconocer la calidad del trabajo y el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras de IMQ Zorrotzaurre”.

“A pesar de la imagen que pretende vender IMQ, lo cierto es que estamos sufriendo recortes que deterioran nuestras condiciones de trabajo y empeoran la calidad de la asistencia”, denuncia la plantilla. Asimismo, denuncian restricciones materiales y personales en todos los departamentos y en algunos, como Urgencias, de manera exagerada.

Ante esta situación, a partir del 13 de marzo se reanudan las movilizaciones en IMQ Zorrotzaurre bajo el lema “En defensa de nuestro convenio – IMQ Negoziazioaren alde”. Si la empresa no cede en su propuesta inmovilista, los sindicatos no descartan actuaciones de mayor repercusión.