SATSE reclama plazas de enfermería especialista en geriatría y salud mental para las residencias de Euskadi

06 julio 2017

El Sindicato registra 40 aportaciones de mejora al proyecto del Decreto que regulará los requisitos materiales, funcionales y personales de las residencias del País Vasco.

El Sindicato de Enfermería de Euskadi ha presentado ante la Consejería de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco 40 aportaciones al proyecto de Decreto de Centros Residenciales para Personas Mayores en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco.  “Con estas aportaciones, pretendemos mejorar el derecho de la ciudadanía a recibir unos cuidados de calidad”, declara SATSE Euskadi.

Este Decreto regulará los requisitos materiales, funcionales y de personal que deben reunir los centros residenciales públicos y privados de la CAV, con la finalidad de garantizar el derecho a recibir unos servicios de atención residencial de calidad.

Tras revisar el proyecto de Decreto, SATSE propone mejoras para las personas usuarias y el personal de las residencias. Uno de los apartados que más ha sorprendido al sindicato es el relativo a las plantillas del personal de los centros residenciales, puesto que no contempla la presencia de enfermeras ni enfermeros especialistas en geriatría. “Reclamamos al Gobierno Vasco que la presencia de esta especialidad sea obligatoria en las residencias, ya que su función profesional es prestar cuidados de enfermería a la población anciana y liderar la atención destinada a este colectivo en situaciones complejas”, señala el sindicato.

Además, el Sindicato de Enfermería de Euskadi reclama la presencia de enfermeras y enfermeros especialistas en salud mental dentro del equipo de trabajo de las Unidades de Psicogeriatría. “Los problemas de salud mental son cada vez más comunes en este sector de la ciudadanía, por lo que es necesario adaptar los cuidados a las patologías psíquicas de las personas mayores que permanecen en las residencias”, explica SATSE Euskadi.

Igualmente, la organización sindical reclama un incremento en la ratio del personal de enfermería por número de personas mayores a atender. “Rechazamos la ratio propuesta porque es del todo insuficiente para garantizar una correcta atención y cuidado de las personas mayores”. Por otro lado, SATSE reclama la presencia de personal de enfermería durante 24 horas en centros residenciales de alta intensidad.

Derecho fundamental al cuidado

El Sindicato de Enfermería aborda en sus aportaciones el derecho de las personas mayores a ser visibles y formar parte de la comunidad. Por ello, reclama que los centros residenciales se ubiquen en el centro de los municipios y exige el derecho a recibir visitas del exterior. SATSE pide, además, que las personas mayores reciban atención podológica, servicio de logopedia y cuidados fisioterapéuticos, independiente del número de residentes del centro.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería de Euskadi ha realizado aportaciones para proponer mejoras en la salud y seguridad de las personas usuarias y trabajadoras de las residencias. “Mejoras de accesibilidad, adaptación del mobiliario o incorporar medidas de prevención ayuda a mejorar la vida de las personas mayores a la vez que aumenta la seguridad y salud laboral del personal que trabaja en los centros residenciales”. Entre otras medidas, el sindicato reclama incorporar al Decreto la obligación de los centros residenciales de respetar el Real Decreto 665/1997 sobre protección de las personas trabajadoras contra riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos en el trabajo. 

Recientemente SATSE ha proclamado en su Congreso Estatal el “derecho al cuidado” como un derecho a incluir entre los derechos fundamentales. “La ciudadanía debe tener derecho al cuidado en todas las etapas de su vida, siendo una de las más frágiles en la que se encuentran las personas mayores y/o dependientes”, explica SATSE Euskadi.